Ella

2 1 - Ella

Despierta. Tensa los músculos y salta como una pantera o cierra los ojos planeando el encuentro o disfruta acurrucada del placer del nuevo día.  Decide que le gusta su olor a recién levantada o darse una ducha rápida con jabón neutro o tomar un baño de sales; depilarse totalmente o a la brasileña dejando una fina franja sobre su pubis o dejar su vello sedoso tapizando su sexo. Se viste. Minifalda, top y botas altas; o falda de tubo, camisa ajustada y stilletos; o vestido corto de vuelo, fular de seda y sandalias con una flor azul.

Sale. Se dirige al garaje para montar su Harley o coge el taxi que se detiene chirriando con un simple movimiento de su mano o pasea sin prisas disfrutando del sol que se filtra entre los árboles.

Llega a la casa de él, mete las llaves en la cerradura y entra. Le espera agazapada entre las sombras de la entrada o en el sofá del salón con un Chardonnay o regando las plantas moribundas de su terraza.

Él llega. Presiente que está allí antes de entrar. La mira a los ojos. Entiende.

Se arrodilla, sube la falda de cuero y hunde la cara en su sexo. Ella eleva la pierna, clava el tacón en su hombro y le atenaza para follarse mejor su boca. Chupa su vulva, la penetra con la lengua y hunde sus dedos en su culo. Ella se masturba contra su barba, acelera el ritmo y se corre en su lengua.

O le quita la copa de vino, la levanta con fuerza y la gira contra la mesa. Ella pega sus pechos al cristal, alza la cadera y separa las piernas. Ata sus manos con su cinturón, la azota por encima de la falda y luego la levanta para golpear la piel desnuda. Ella gime y suplica, pero sigue azotándola hasta que se corre entre estertores, cuando el semen quema sus glúteos.

O la abraza con ternura, la lleva en volandas a la habitación y la besa sin tiempo. Ella le desnuda con rubor en las mejillas, acaricia su pecho y le aprieta contra los suyos. Recorre cada poro con los dedos, juega con el vello ensortijado y la penetra con suavidad. Ella besa su nariz, sus párpados, sus mejillas y susurra un «Te quiero» cuando llega al orgasmo.

Luego, le da un beso tenue y fugaz y se marcha o disfruta del aftercare  y de otra copa de Chardonnay  o se acurruca entre sus brazos hasta que amanece.

Llega a casa. Se desnuda. Entra en mi pecho. Se ovilla. Duerme.

descripción de la firma
Translate
Scroll Up